Noticias





Soria afirma que la luz bajó el 4,5% en España durante 2014 y que la facturación por horas con contadores inteligentes entrará en vigor en abril
Publicado el 27/01/2015


El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aseguró que el precio de la electricidad disminuyó en España en 2014 el 4,5%, con lo que sumó dos años a la baja tras el descenso del 3,9% que registró en 2013. Asimismo, dijo que el nuevo mecanismo de facturación hora a hora de la electricidad para contadores digitales con telegestión empezará a aplicarse en el mes de abril.

REDACCIÓN - AGENCIAS MADRID 26 · 01 · 2015

"Esto hay que ponerlo en valor porque contrasta claramente con lo que fue la evolución del precio de la energía eléctrica durante el periodo 2004-2012, donde subió un promedio del 5,4% anual con un acumulado del entorno del 60%", afirmó Soria durante su intervención en "Los desayunos" de TVE.

"Es la primera vez que el precio de la energía eléctrica baja en diez años", destacó el ministro, quien, no obstante, reconoció que el precio de la energía en España sigue estando por encima de la media europea debido a que se parte de niveles de incrementos "muy abultados".

Respecto a los contadores inteligentes, el ministro explicó que por el momento hay cerca de siete millones de contadores "inteligentes" en España, si bien "no están interconectados" porque "los instalados hasta 2013 tenían como objetivo una mejor medición, pero no la de hora a hora", que es la que se estableció en la actualidad para facturar el consumo eléctrico.

Así, será "a partir del mes de abril" cuando comenzará la interconexión de los contadores inteligentes con los centros de cada una de las empresas comercializadoras de la energía para poder saber así en cada hogar cuál es el precio más barato en cada hora para poder programar el consumo eléctrico.

En cuanto a la posibilidad de que los contadores se instalen en el interior de las casas, Soria explicó que estará condicionada a consideraciones de carácter estrictamente técnicas.

Preguntado por la posibilidad de trasladar la bajada del precio del petróleo al transporte aéreo, Soria consideró que "debería ser posible", ya que el coste del combustible en los aviones representa de un 35% a un 40%.

Por ello, sin perjuicio de la postura de las compañías, que comunicaron "con acierto" que necesitan aprovechar esa bajada para modernizar la flota, "puede ser un factor competitivo muy importante para la economía española", motivo por el que el Gobierno ha pedido que se traslade a los billetes.




    SEGUIR EN: