Noticias





El Gobierno prepara un nuevo modelo de factura de la luz para reducir su complejidad
Publicado el 03/06/2013


El Gobierno prepara un nuevo modelo de factura de la luz para reducir su complejidad

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno está trabajando en un modelo de factura de electricidad tanto para consumidores de la Tarifa de Último Recurso (TUR) como para clientes en el libre mercado que reduzca su complejidad y mejore su transparencia.
La nueva tarifa de la luz, señala el Gobierno, aumentará la transparencia de las condiciones contractuales y la posibilidad de cambiar de proveedor de forma rápida y eficiente, y aportará más información acerca de los consumos realizados y una presentación del recibo que permita hacer comparaciones con otras ofertas.
Esta iniciativa forma parte de las ocupaciones actuales del Ejecutivo en materia energética, entre las que también figuran fórmulas para reducir los sobrecostes del sistema eléctrico, así como la opacidad de los contratos bilaterales entre sociedades de las mismas compañías eléctricas.
Todas estas actuaciones aparecen recogidas en varias respuestas parlamentarias remitidas por el Gobierno a UPyD, a las que ha tenido acceso Europa Press, y se inscriben en la reforma energética para corregir no solo el déficit de tarifa, sino también para mejorar la eficiencia del sistema eléctrico.
En sus respuestas a UPyD, el Gobierno ratifica además su objetivo de que el déficit de tarifa sea cero en 2013 e indica que, a la vista del contexto económico actual, abordará el equilibrio del sistema eléctrico "valorando su impacto tanto en los consumidores domésticos como en la competitividad del sector industrial".
En una de ellas, el Ejecutivo explica que está al tanto del reciente informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) en el que se alude al aumento en un 71% de los sobrecostes del mercado eléctrico, hasta 1.200 millones de euros, e identifica una de las prácticas que más "distorsiones" provocan en el mercado.
En concreto, alude a las ofertas que realizan algunas centrales térmicas por debajo de su mínimo técnico con el objetivo de pasar al mercado de restricciones y obtener un precio más alto por la electricidad.
Esta práctica de las centrales térmicas es un "problema a resolver" y "forma parte del análisis de mecanismos que mejoren y optimicen el funcionamiento del mercado mayorista de electricidad que se está planteando realizar en el marco de la revisión de determinados aspectos del sector eléctrico", dice.

CONTRATOS 'INTRAGRUPO'.

Otro de los aspectos en los que trabaja el Gobierno se refiere a la puesta en práctica de mecanismos que aumenten la transparencia de los contratos bilaterales de electricidad y gas que se realizan entre sociedades 'intragrupo', especialmente entre generadores y comercializadores de una misma eléctrica.
El objetivo de esta medida, explica, es "favorecer una formación transparente de los precios mayoristas, evitando que constituyan una barrera a la entrada para nuevos agentes y que sean conocidos por los supervisores de los mercados".
El Gobierno reconoce que la nueva exigencia de transparencia deberá resultar coherente con los principios de confidencialidad comercial de las empresas, pero no explica cómo resolverá este problema. Los nuevos mecanismos "están siendo valorados y deberá ser consistentes con la línea de actuación" de la reforma energética, añade.




    SEGUIR EN: